91 377 38 00 PIDE TU CITA

DIETA PARA EL TRATAMIENTO DE INTOLERANCIAS ALIMENTICIAS

  • Las intolerancias están a la orden del día, las estadísticas dicen que 1 de cada 4 personas sufre intolerancia a algún grupo de alimentos aunque lo desconozca o esté mal diagnosticado.
  • Las intolerancias provocan una mala absorción de los nutrientes que necesita tu organismo para funcionar y pueden provocar serios e incomodos síntomas tales como, náuseas, vómitos, diarreas, pérdida de masa muscular, pérdida de peso, dolor abdominal, etc… Las intolerancias más comunes son:
    • Gluten
    • Lactosa
    • Sacarosa
    • Fructosa
  • Existen diversos test para determinar la intolerancia a grupos de alimentos basados en ADN o sangre pero a día de hoy no existen pruebas científicas suficientes que avalen estos tests para diagnosticar correctamente una intolerancia.
  • Algunas intolerancias pueden ser transitorias y otras para toda la vida. Es por ello que es necesario ponerse en manos de un especialista que identifique los alimentos a los que se es intolerante y que adapte la dieta a los alimentos que si se puede ingerir. Nosotros con nuestra amplia experiencia te ayudaremos con una dieta adecuada.

NO SOLO SOY DIETISTA

SOY MÉDICO COLEGIADO Y EXPERTO EN NUTRICIÓN

Intolerancia al Gluten

Los principales cereales que no están permitidos en la dieta son:

  • Trigo
  • Cebada
  • Centeno
  • Triticale (un cruce entre el trigo y el centeno)
  • Avena (en algunos casos)

En la consulta del Dr. Rueda te ayudaremos a buscar cualquier fuente de gluten que pueda pasar inadvertida en tu dieta y a determinar si tus síntomas actuales están relacionados con otras intolerancias dietéticas como la lactosa o la fructosa. Además, haremos una revisión de tu dieta para saber si estás recibiendo todos los nutrientes, vitaminas y minerales esenciales que son fundamentales para una vida sana y feliz.

Aconsejamos consultar con un experto en nutrición para buscar cualquier fuente de gluten que pueda pasar inadvertida en su dieta.

  • Una dieta libre de gluten es esencial para controlar los síntomas de las distintas condiciones médicas que incluyen la enfermedad celíaca y los distintos niveles de sensibilidad al gluten.
  • El celiaquismo es una condición en la que el gluten desencadena una respuesta del sistema inmune que daña el recubrimiento del intestino delgado. Con el tiempo y la continua ingesta de alimentos que contienen esta proteína, el daño causado previene la absorción de nutrientes.
  • El seguimiento de una dieta sin gluten puede resultar complejo al inicio ya que requiere de atención a la hora elegir los alimentos que ponemos en nuestro plato y sobre todo a la hora de comprar en el supermercado o salir a comer fuera, ya que muchas comidas que a primera vista parecen libre de gluten incluyen esta proteína de alguna manera resultando perjudicial para las personas celíacas o con sensibilidad. Puedes ver también otras consultas que realizo

Intolerancia a la Lactosa

La mayoría de los lácteos no están permitidos en la dieta:

  • Leche 
  • Queso
  • Mantequilla
  • Yogurt

En ocasiones, las personas que nunca han tenido problemas con la leche o los productos lácteos repentinamente desarrollan la intolerancia a la lactosa. Esto es más común a medida que uno envejece. Si crees que podrías tener intolerancia a la lactosa, ponte en contacto con nosotros. Así podrás saber que tus síntomas son realmente causados ​​por la intolerancia a la lactosa y no por otro problema.

 

Algunos de los síntomas incluyen hinchazón, dolor, calambres o ruidos en el vientre, gas, diarrea y vómitos

 

  • La intolerancia a la lactosa significa que el cuerpo no puede digerir adecuadamente la lactosa, un tipo de azúcar natural que se encuentra en los productos lácteos. Esto no es lo mismo que padecer una alergia a la leche.
  • Cuando la lactosa se mueve a través del intestino grueso sin ser digerida correctamente causa problemas que son reflejados a través de los incómodos síntomas como son gases, dolor de estómago e hinchazón. Existen distintos grados de intolerancia y mientras que algunas personas tienen problemas al digerir cualquier producto lácteo, otros pueden ingerir pequeñas dosis sin problemas aparentes.

DR. FRANCISCO RUEDA – TU MÉDICO Y NUTRICIONISTA EN MADRID

Intolerancia a la Fructosa

La lista con los alimentos a evitar es muy variada e incluye:

  • Fruta fresca y desecada
  • Bebidas dulces
  • Miel y otros endulzantes
  • Algunas verduras
  • Trigo y otros cereales
  • . . . . . 

Para el tratamiento de la intolerancia o la mala absorción de fructosa recomendamos una dieta baja en fructosa. Ésta es una dieta que limita los alimentos que contienen altas cantidades de fructosa o con una cantidad significativa de fructanos. Los fructanos son una forma de fructosa que se encuentra en el trigo y las verduras. Para lograr esto, aconsejamos la asistencia experta de un dietista con conocimientos sobre la intolerancia a la fructosa como es el Dr. Rueda. 

Muchos alimentos saludables contienen fructosa y es importante mantener una dieta saludable a pesar de la reducción de la fructosa necesaria para controlar los síntomas.

  • La fructosa es un tipo de azúcar que se encuentra en muchos alimentos, como la fruta, diversos endulzantes y alimentos procesados. 

  • Algunas personas no pueden absorber correctamente la fructosa en el intestino delgado, la parte inicial del tracto digestivo. La fructosa no digerida se transporta al colon donde nuestras bacterias la devoran rápidamente. Durante este proceso, las bacterias producen gases que hacen que nos sintamos hinchados. Dando lugar a otros síntomas como calambres, distensión e incluso diarrea.

Intolerancia a la Sacarosa

Evitar consumir alimentos que contengan sacarosa:

  • Azucar
  • Algunas frutas
  • Alimentos procesados
  • Algunas verduras
  • . . . . . 

La falta de absorción de la sacarosa y el almidón en la dieta puede afectar la absorción de otros nutrientes y la regulación hormonal de la función gastrointestinal. Si los hidratos de carbono no se absorben adecuadamente, ralentiza el vaciamiento gástrico y acelera el tiempo de tránsito del intestino delgado. Esto a su vez contribuye a la mala absorción del almidón, la grasa y los monosacáridos

Para el tratamiento se requiere la reducción y a veces evitar por completo la ingesta de sacarosa

  • La deficiencia puede afectar a varias enzimas (sacarosa, maltasa, isomaltasa y lactasa), es causada por múltiples mutaciones genéticas posibles, y por lo tanto, está presente desde el nacimiento en adelante. Los síntomas de intolerancia son causados ​​por una disminución de la descomposición en el intestino delgado y la posterior fermentación por la flora (microbioma) en el intestino delgado.
  • La ingestión de sacarosa, maltosa o almidón (y algunas veces también lactosa) generalmente produce calambres estomacales, hinchazón, producción excesiva de gas, náuseas, vómitos y diarrea. Estos problemas digestivos pueden conducir a un aumento de peso y un crecimiento inferiores a lo normal.