91 377 38 00 PIDE TU CITA
La anemia: Síntomas, causas de esta afección y como combatirla con la dieta

La anemia: Síntomas, causas de esta afección y como combatirla con la dieta

¿Qué es la anemia?

La anemia es una condición marcada por una deficiencia de glóbulos rojos o de hemoglobina en la sangre. La hemoglobina es una proteína rica en hierro que se encuentra en el interior del glóbulo rojo. Y que permite a las células llevar el oxígeno de los pulmones al resto del cuerpo y eliminar el dióxido de carbono al exterior.

Si padeces de anemia, tu cuerpo no recibe suficiente oxígeno a través de la sangre, contribuyendo a un estado de cansancio y debilidad general.

La anemia está estrechamente relacionada con la deficiencia de hierro. El cuerpo necesita hierro para realizar muchas funciones a lo largo de cada día. Pero es común que muchas personas vivan con niveles bajos de hierro debido a factores como la pérdida de sangre (como la menstruación), una dieta deficiente o la incapacidad de absorber suficiente hierro de fuentes alimenticias.

caida del pelo por falta de hierro

Síntomas de la anemia común

Sin suficientes glóbulos rojos que transporten oxígeno en el cuerpo, es imposible recibir cantidades adecuadas de oxígeno en el cerebro, tejidos y músculos. Sentirse cansado es lo más común. Y a largo plazo puede conducir a estados de estrés, empeorar la calidad del sueño y la eficacia en la lucha contra organismos patógenos. Por lo tanto, para saber si necesitamos hacer una análisis de sangre, es importante entender primero cómo se manifiestan los síntomas de la anemia y qué los hace diferentes a simplemente sentirse exhausto debido a otras circunstancias de la vida.

A continuación, se enumeran algunos de los síntomas más comunes:

  • Cansancio
  • Debilidad
  • Piel pálida
  • Un latido cardíaco rápido o irregular
  • Dificultad para respirar al realizar pequeños esfuerzos
  • Dolores en el pecho
  • Mareos o pérdida de estabilidad
  • Problemas cognitivos, incluyendo dificultad para concentrarse y trabajar
  • Manos y pies fríos u otros signos de cambios en la temperatura corporal
  • Dolores de cabeza

También se debe tener en cuenta que, inicialmente, la anemia puede ser tan leve que a menudo pasa desapercibida durante un período de tiempo, a veces incluso durante años. Pero los síntomas de la anemia suelen empeorar a medida que la afección progresa, especialmente si más de un factor de riesgo está contribuyendo al problema.

Factores de riesgo y causas de la anemia

Hay tres razones principales por las cuales se suele desarrollar la anemia:

  1. No estás produciendo suficientes glóbulos rojos.
  2. Has estado perdiendo demasiada sangre debido a lesiones, menstruación u otras circunstancias que causan sangrado.
  3. Tu cuerpo está destruyendo los glóbulos rojos debido a cambios en el sistema inmunológico.

Los factores de riesgo y las condiciones relacionadas con la anemia incluyen:

Deficiencia de hierro o vitamina B12: Esto puede suceder al no comer lo suficiente en general, y es común en dietas restrictivas. Por ejemplo, en las dietas vegetarianas estrictas sin suplementación, ya que los productos animales como la carne roja son una fuente importante de hierro y vitaminas del tipo B. Nuestro cuerpo necesita hierro, vitamina 12 y folato entre otros nutrientes para producir cantidades saludables de hemoglobina y glóbulos rojos.

Ser mujer: Ya que las mujeres al tener el período pueden desarrollar anemia con más frecuencia que los hombres.

Anemia perniciosa: En este caso se puede ingerir suficiente vitamina B12 pero no se absorbe de manera correcta. Debido a esto, no se puede producir suficiente hemoglobina.

Edad avanzada: Las personas mayores de 65 años son más propensas a desarrollar anemia.

Embarazo: Es otro escenario muy común en el cual se puede aumentar el riesgo de anemia.

Problemas digestivos: Tales como una enfermedad intestinal inflamatoria, la enfermedad de Crohn u otras enfermedades ulcerosas. Las cuales ocasionan una mala absorción de nutrientes.

aspecto fisico y sintomas de la anemia

Algunas veces, la anemia se hereda genéticamente y, por lo tanto, es menos probable que se deba a factores del estilo de vida o a la dieta. Y últimamente también las alergias e intolerancias alimentarias.

Cómo afecta su dieta a la anemia

Aparte de tomar suficiente hierro y vitaminas del complejo B, ¿qué podemos hacer para terminar con la anemia? En primer lugar, eliminar la comida procesada y con calorías vacías de la dieta tanto como sea posible. Muchos veces no nos damos cuenta y terminamos basando nuestra dieta en este tipo de alimentos. Esto puede contribuir a las deficiencias de nutrientes esenciales, la fatiga, el aumento de peso, la debilidad y también a problemas digestivos.

Algunos alimentos que pueden interferir con la absorción de hierro son:

  • Café y té negro. El consumo excesivo de café puede bloquear la absorción de hierro, por lo que en esos casos debe reducirse a no más de una taza por día.
  • Azúcar y edulcorantes añadidos
  • Cereales procesados
  • Chocolate negro.
  • Lácteos convencionales. El calcio se une al hierro en los alimentos y puede llevar a una mala absorción.
  • Refrescos con gas. Son altos en azúcar y pobres en nutrientes y bloquean la absorción de hierro.

Formas de combatir los síntomas de la anemia

Algunas formas efectivas para tratar los estados de anemia son:

1. Consumir alimentos ricos en hierro

Podemos encontrar hierro en los alimentos en forma hemo (la forma más absorbible), principalmente en alimentos de origen animal. Entre estas encontramos alimentos cárnicos, como el hígado y la ternera. Y también en marisco, especialmente en berberechos y mejillones.
Mientras que las fuentes de hierro no hemo incluyen frutos secos, semillas y legumbres.

2. Empezar a tomar un suplemento de hierro

En casos en los que la carencia de hierro es muy grande y/o la aparición de los síntomas sea evidente, es posible que sea conveniente la toma de un suplemento de hierro. En este caso deberemos consultar con nuestro médico, para que él nos aconseje lo adecuado, en función de los resultados obtenidos en la analítica de sangre.

3. Tomar probióticos para recuperar el balance intestinal

El siguiente paso para mejorar naturalmente los síntomas de la anemia es mejorar la salud intestinal con probióticos. La salud de nuestro sistema digestivo es crucial para la absorción de nutrientes. La famosa frase: ”Eres lo que comes”, se debería entender más bien de la siguiente forma: “Eres lo que digieres.” Y esto tiene todo el sentido, ya que podremos recibir los nutrientes de los alimentos que podamos digerir apropiadamente.

En ocasiones y cuando nos damos cuenta que el suplemento de hierro que estamos tomando no funciona. El problema puede estar en una ineficiencia en la absorción por parte de nuestro cuerpo. Para ello, puedes probar aumentando la ingesta de probióticos naturales. Esto lo podrás encontrar en alimentos fermentados como el kéfir, yogur, la col fermentada (sauerkraut) o simplemente tomar un suplemento probiótico.

4. Reducir el estrés

Si estás constantemente sometido a mucho estrés, además de estados de ansiedad por culpa del trabajo o los estudios. Intentan encontrar tiempo para
relajarte además de hacer actividades sanas que te gusten, como salir a pasear o quedar con amigos. También, es importante recibir las horas de sueño necesarias para estar bien descansados. Esto que parece algo básico, son cosas que realmente contribuyen al buen funcionamiento del sistema inmune y a la larga son muy beneficiosas.

La importancia de la dieta para reducir la anemia

dieta para curar la anemia

En la mayoría de los casos es muy fácil prevenir la anemia consumiendo una dieta saludable y equilibrada. Al principio del artículo te daba algunas ideas sobre que tipos de alimentos pueden aportar hierro, así como lo que debes evitar si tienes anemia. A continuación te cuento cuales son los mejores alimentos para incluir en tu dieta y conseguir superar la anemia para siempre:

  • Hígado: El hígado de ternera es muy rico en hierro y vitamina B12 y gran variedad de otros minerales importantes. Si no te gusta el sabor del hígado, trata de incluir carne de ternera en su lugar.
  • Levadura de cerveza: Contiene un alto contenido de ácido fólico, vitamina 12 y hierro. Puedes agregarla a ensaladas o jumos.
  • Alimentos ricos en vitamina C: La vitamina C contribuye a la absorción del hierro. Recuerda acompañar los alimentos ricos en hierro con una fuente de vitamina C en la misma comida. Algunos ejemplos (a parte del zumo de naranja) son: el brócoli, tomates, pimientos o fresas.
  • Verduras de hoja verde: Estas proporcionan una cantidad significativa de hierro y ácido fólico. Entre estas encontramos: espinacas, acelgas, col rizada, brócoli… Para mayor absorción y facilidad de consumo puedes cocinarlas al vapor o salteados.

Precauciones con respecto a los síntomas y tratamientos de la anemia

Aunque normalmente la anemia es fácil de tratar por uno mismo haciendo cambios en la dieta y estilo de vida. Siempre es buena idea hablar con tu médico si piensas que tienes anemia. Si experimentas síntomas como: cansancio, dificultad para concentrarse, falta de aliento al realizar esfuerzos, palpitaciones… Lo mejor es que acudas a la consulta de tu médico para un diagnóstico preciso de las causas de estos síntomas. Evita hacer un autodiagnostico y empezar a tomar suplementos por tu cuenta. Ya que, la causa de estas dolencias puede ser otra en su lugar.

Quizá también te interese:

¿Qué es la vitamina D? ¿Y cuál es su papel en el cuerpo?

¿Por qué es tan importante la nutrición deportiva?

La importancia de llevar una nutrición adecuada durante el embarazo

 

Fuentes y Referencias:

¿Qué es la vitamina D? ¿Y cuál es su papel en el cuerpo?

¿Qué es la vitamina D? ¿Y cuál es su papel en el cuerpo?

La vitamina D es una vitamina liposoluble que desempeña un papel vital en múltiples funciones en nuestro cuerpo. Se distingue de otras vitaminas porque es posible obtener lo que se necesita a través de la exposición al sol. También es única en el sentido de que actúa como una hormona esteroide en lugar de como una vitamina en el cuerpo y está involucrado en procesos, como el control de peso y la salud ósea.

Al consumir vitamina D, existen dos fases para transformarla en su forma activa. Primero, se convierte en su forma de almacenamiento (calcidiol) en el hígado. Para luego pasar a su forma activa en los riñones. A partir de ahí, trabaja comunicándose con las células para controlar una multitud de funciones en el cuerpo, desde alterar la absorción de calcio hasta estimular la salud inmunológica.

Por lo general, se recomienda tomar el sol al menos 5-30 minutos dos veces a la semana, para ayudar a satisfacer las necesidades de vitamina D. Aunque esto puede variar según una serie de factores, incluyendo la edad, el color de la piel y el peso corporal. Desafortunadamente, las deficiencias de vitamina D afectan a millones de personas en todo el mundo y pueden tener graves consecuencias. Hay muy pocos alimentos con vitamina D disponibles, lo cual puede hacer que sea increíblemente difícil obtener la dosis necesaria mediante una alimentación planificada.

Si no puede pasar tiempo al aire libre para exponerte al sol, ya sea si vives en un lugar con un clima más frío y si tu trabajo no te lo permite, existen muchas opciones para asegurarte de que estás recibiendo la vitamina D necesaria. Al incorporar regularmente alimentos ricos en vitamina D en la dieta, es posible obtener lo que se necesita, incluso sin tener que salir al exterior.

comida con alto contenido en vitaminas y nutrientes

¿Qué alimentos contienen vitamina D y qué cantidades necesitamos comer?

En la comida, la vitamina D está disponible en dos formas diferentes. La vitamina D3 (colecalciferol) se puede encontrar en alimentos de origen animal como el pescado, mientras que la vitamina D2 (ergocalciferol) se encuentra en otras fuentes como los hongos. La vitamina D3 es la forma más usada en suplementos y multivitaminas porque se ha encontrado que es más efectiva para aumentar los niveles séricos de vitamina D.

Aumentar el consumo de alimentos con vitamina D es una de las mejores maneras de prevenir una deficiencia y promover la salud en general. Los niños menores de 12 meses necesitan al menos 400 UI al día y las personas de 1 a 70 años de edad necesitan 600 UI al día. Los adultos mayores requieren aún más vitamina D y deben tratar de obtener al menos 800 UI de vitamina D cada día.

Estas son algunas de las fuentes principales:

  1. Luz solar – 5-30 minutos de exposición al sol al menos dos veces por semana (más del 100% VDR)
  2. Aceite de hígado de bacalao – 1 cucharada: 1,360 IU (más del 100% VDR)
  3. Salmón salvaje – 85 gramos: 447 IU (más del 100% VDR)
  4. Caballa – 85 gramos: 306 IU (76% VDR)
  5. Atún – 85 gramos: 154 IU (39% VDR)
  6. Leche enriquecida – 1 taza: 124 IU (31% VDR)
  7. Sardinas – 2 sardinas: 47 IU (12% VDR)
  8. Hígado de ternera – 85 gramos: 42 IU (11% VDR)
  9. Huevos – 1 huevo: 41 IU (10% VDR)
  10. Cereal enriquecido – 1 taza: 40 IU (10% VDR)
  11. Caviar – 1 cucharada: 37 UI (9% VDR)
  12. Setas – 1 taza: 2 IU (1% VDR)

Beneficios de los Alimentos con Vitamina D

1. Puede ayudar en el control de peso

Si tienes problemas para perder peso a pesar de estar siguiendo una dieta estricta acompañada de una rutina ejercicios. Es posible que puedas beneficiarte de la ingesta de más alimentos ricos en vitamina D. Y así asegurarte de que estás satisfaciendo las necesidades diarias. Algunos estudios sugieren que puede haber una conexión entre la obesidad y la deficiencia de vitamina D, situando a esta vitamina como una pieza clave para la pérdida de peso.

Sin embargo, aún no está claro si la obesidad puede aumentar el riesgo de deficiencia de vitamina D o si la obesidad puede contribuir al bajo nivel de vitamina D. Todavía se necesita más investigación para entender el papel complejo que la vitamina D puede jugar en el control del peso.

2. Aumenta la salud cerebral

Algunos estudios han demostrado que la vitamina D puede ser igualmente importante cuando se trata de la salud cerebral. Asociando una deficiencia de vitamina D a un mayor riesgo de desarrollar afecciones como la depresión, la ansiedad, los cambios emocionales y el insomnio.

También se ha relacionado la deficiencia en vitamina D con un peor desempeño en las tareas cotidianas, dificultades para concentrarse y una toma de decisiones deficiente.

3.  Puede ayudar a prevenir la aparición de cáncer

No es ningún secreto que lo que comemos puede tener una importante influencia en el riesgo de padecer enfermedades crónicas como el cáncer. Pero ¿sabías que los niveles de vitamina D también pueden ser decisivos? Aunque la investigación todavía es limitada, algunos estudios han encontrado que la deficiencia de vitamina D puede estar relacionada con un riesgo más alto de ciertos tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de próstata, de mama y de colon.

Además, la adecuada exposición al sol y los niveles correctos de vitamina D en sangre, contribuyen al buen funcionamiento del sistema inmune.

4.  Fortalece los huesos

Uno de los síntomas de una deficiencia severa de vitamina D es el raquitismo, una patología que afecta a los niños y que se caracteriza por anomalías óseas y una menor densidad mineral.

Aunque el raquitismo es muy raro en estos días, otros trastornos relacionados con los huesos, como la osteoporosis, siguen siendo muy comunes. La deficiencia de vitamina D no sólo se ha relacionado con un mayor riesgo de osteoporosis, sino que también tiene relación con la disminución de la densidad mineral ósea y un mayor riesgo de fracturas en adultos.

La exposición regular al sol y el consumo de una variedad de alimentos con vitamina D en la dieta es una de las mejores maneras de mantener los huesos sanos y fuertes para reducir el riesgo de estas afecciones. Además debemos obtener las cantidades adecuadas de calcio, fósforo, potasio y magnesio mediante una nutrición equilibrada.

5. Mejora la función inmune

La mayoría de las personas no relacionan niveles bajos de vitamina D con los resfriados y simplemente lo achacan a algo normal en la temporada de invierno. Pero es una realidad que la falta de vitamina D puede desencadenar problemas inmunológicos e infecciones. La vitamina D juega un papel en la reproducción celular y se cree que ayuda a proteger contra el desarrollo de condiciones autoinmunes e infecciones como el resfriado.

Síntomas de la deficiencia de vitamina D

suplementos de vitamina D

La vitamina D tiene un papel vital en casi todos los aspectos de la salud, por lo que es muy importante exponerse regularmente al sol o incluir muchos alimentos con vitamina D en la dieta. La deficiencia de vitamina D se ha relacionado con una serie de problemas de salud crónicos, como la osteoporosis, la cardiopatía coronaria, la diabetes, los trastornos autoinmunitarios e incluso el cáncer.

Algunos de los síntomas más comunes de una deficiencia incluyen:

  • Debilidad
  • Cansancio crónico
  • Problemas para dormir
  • Ansiedad
  • Huesos débiles
  • Sistema inmunológico debilitado
  • Inflamación

Si experimentas cualquiera de los síntomas mencionados anteriormente o tienes alguna otra preocupación acerca de una posible deficiencia. Te aconsejo ponerte en contacto con tu médico y ver si es necesario analizar los niveles de vitamina D.

Cómo obtener más vitamina D en la dieta

Aunque la exposición regular al sol es la mejor opción para prevenir la deficiencia de vitamina D. También se puede aumentar el consumo de alimentos ricos en vitamina D para mantener un estado óptimo de salud. Se recomienda consumir una o dos porciones de alimentos con vitamina D al día. Además de incluir pescado para obtener una amplia gama de micronutrientes importantes además de la vitamina D.

Otros alimentos ricos en vitamina D son: el hígado y los huevos. Así como algunos productos enriquecidos como: cereales, zumos y productos lácteos.

En casos en los que la carencia es muy grande, se puede optar por tomar un suplemento. Si tienes una deficiencia, debes hablar con tu médico para saber si la toma de suplementos es necesaria o si por el contrario, puedes satisfacer las necesidades a través de alimentos solamente.

Precauciones

Aunque incluir muchos alimentos ricos en vitamina D en la dieta puede disminuir el riesgo de deficiencia, es mejor combinar estos alimentos con la exposición regular al sol, siempre que sea posible. En algunos casos, la toma de un suplemento también puede ser necesaria para asegurar que se están cubriendo los requerimientos mínimos.

Debido a que la vitamina D es una vitamina liposoluble, debe consumirse junto con grasas saludables para maximizar la absorción. Aceite de oliva, aguacates, frutos secos, son entre otros excelentes opciones asegurar la biodisponibilidad de la vitamina D.

Además, se debe tener en cuenta que la toxicidad de la vitamina D es posible. Este escenario es causado por una excesiva ingesta de suplementos. Las dosis altas pueden causar síntomas como vómitos, debilidad, náuseas y micción frecuente. Si vas a tomar suplementos de vitamina D, asegúrate de tomar la dosis recomendada para evitar los efectos secundarios adversos.

 

Fuentes y Referencias

Los beneficios de los ácidos grasos Omega-3

Los beneficios de los ácidos grasos Omega-3

Los omega-3 son ácidos grasos esenciales que el cuerpo no es capaz de producir por sí mismo. Por lo tanto, debemos incluir alimentos con omega-3 en nuestra dieta para ser capaces de obtener estos beneficiosos compuestos.

Existen tres tipos diferentes de omega-3: ácido alfa-linolénico (ALA), ácido docosahexaenoico (DHA) y ácido eicosapentaenoico (EPA). Las fuentes preferidas son DHA y EPA, los tipos que se encuentran en fuentes de marisco y pescados cómo el salmón y las sardinas. El ALA, por otro lado, se encuentra en algunos alimentos vegetales, incluyendo ciertas nueces y semillas, así como en cortes de carne de alta calidad como la carne de vacuno alimentada con pasto.

Para llevar una alimentación equilibrada y obtener el máximo beneficio de los omega-3 debemos combinar este tipo de alimentos en nuestras comidas cada día. Llegando a superar los 1,000 miligramos/día de EPA/DHA y alrededor de 4,000 miligramos del total de omega-3 (ALA/EPA/DHA combinados).

¿Se absorben igual los omega-3 de origen animal o vegetal?

El cuerpo humano es capaz de convertir el ALA en DHA y EPA hasta cierto punto, pero esto no es tan eficiente como obtener DHA y EPA directamente de las fuentes de alimentos que lo proporcionan. Es una de las razones por las que se recomienda consumir pescado varias veces por semana, ya que muchos tipos de mariscos son naturalmente ricos en DHA y EPA.

Aunque la EPA y el DHA son las fuentes preferidas de omega-3, todos los tipos son beneficiosos y se recomienda tomar también nueces y semillas como la chía o el lino. Pero nunca olvidar que es necesario complementar las fuentes vegetarianas con pescado, ya que no está totalmente claro qué el ALA se convierta en EPA y DHA.

Se ha demostrado que las poblaciones que consumen gran cantidad de alimentos con omega-3 viven más tiempo y con una vida más saludable que las personas que consumen una dieta estándar baja en omega-3. Un ejemplo de esto es la dieta mediterránea, la cual es alta en grasa general. Y a pesar de que un alto consumo de grasas podría ocasionar riesgos cardiovasculares, la población que sigue una dieta mediterránea tiene una incidencia mucho más baja de enfermedad cardiaca, tal vez debido a la incorporación de alimentos omega-3 de manera regular.

Alimentos Omega-3: Naturales o Fortificados

como obtener omega 3 en una dieta vegetariana

Al hacer la compra en el supermercado, probablemente te des cuenta de que muchos alimentos hacen referencia a su alto contenido en omega-3 en el etiquetado. Aunque los omega-3 se añaden ahora artificialmente a múltiples tipos de alimentos procesados (mantequillas, leche, cereales y algunos suplementos de proteína, entre otros), lo ideal es obtenerlos de fuentes de alimentos en su estado natural, especialmente marisco o pescado salvaje.

Si no puedes consumir tanto pescado para cubrir las necesidades diarias existen algunos alimentos fortificados con omega-3 como: productos lácteos pasteurizados, zumos, huevos, margarina, leche de soja, yogur, pan, harinas y muchos tipos de alimentos para bebés (ya que las investigaciones sugieren que los omega-3 ayudan al correcto desarrollo del cerebro del bebé).

Las fuentes de EPA y DHA en los alimentos fortificados generalmente provienen de microalgas. Naturalmente, añaden un aroma a pescado a los alimentos, por lo que estos alimentos procesados deben someterse a extensas preparaciones químicas de purificación para enmascarar el sabor y el olor. Esto probablemente reduce o cambia el contenido de los ácidos grasos y antioxidantes dentro de los alimentos, haciéndolos inferiores a las fuentes de alimentos sin procesar.

Además, los omega-3 se añaden ahora a la alimentación animal para incorporar niveles más altos en los productos lácteos, cárnicos y avícolas de consumo. Dado que los fabricantes de alimentos son conscientes de que el conocimiento sobre los beneficios de los omega-3 está en aumento, es probable que sigamos viendo cada vez más alimentos procesados con omega-3 en los próximos años.

>>> Quizá también te interese:

Los Beneficios de los Alimentos Naturales ricos en Omega-3

Muchos estudios muestran que los ácidos grasos omega-3 ayudan a mantener:

  • Salud cardiovascular (al reducir la presión arterial, el colesterol, la acumulación de placa en las arterias y la posibilidad de sufrir un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular)
  • Estabilizar los niveles de azúcar en la sangre (prevenir la diabetes)
  • Reducir el dolor muscular, óseo y articular al disminuir la inflamación
  • Ayudar a equilibrar los niveles de colesterol
  • Mejorar el estado de ánimo y prevenir la depresión
  • Agudizar la mente y ayudar con la concentración y el aprendizaje
  • Aumentar la inmunidad
  • Tratar trastornos digestivos como la colitis ulcerosa
  • Reducir el riesgo de cáncer y ayudar a prevenir la recurrencia del cáncer
  • Mejorar la salud de la piel

Actualmente, no existe una recomendación estándar establecida sobre la cantidad de omega-3 que necesitamos al día. Por lo que se sugiere una cantidad de entre 500 a 1,000 miligramos diarios.

¿Cómo puedes obtener la cantidad diaria recomendada? Para que te hagas una idea, hay más de 500 miligramos de omega-3 en una lata de atún o en una pequeña porción de salmón.

¿Cuáles son los mejores alimentos con omega-3?

A continuación te doy una lista con los 12 alimentos ricos en omega-3 que no pueden faltar en tu dieta:

  1. Caballa del Atlántico
  2. Aceites de pescado (ej. salmón o hígado de bacalao)
  3. Nueces
  4. Semillas de Chia
  5. Salmón de Alaska (capturado en estado salvaje)
  6. Semillas de lino (molidas)
  7. Atún blanco
  8. Pescado blanco
  9. Sardinas
  10. Semillas de cáñamo
  11. Anchoas
  12. Yemas de huevo

dieta alta en omega 3

Por el contrario, ¿qué otros alimentos no son tan recomendables? (a pesar de estar recomendados como ricos en omega-3):

Carne convencional (no orgánica o no alimentada con pasto), pescado de acuicultura (especialmente el salmón), productos lácteos convencionales y pasteurizados, y suplementos de aceite de krill (que están hechos de krill, mariscos que se alimentan en el fondo y que generalmente están contaminados) con altas concentraciones de flúor.

Ten siempre en cuenta que el pescado criado en granjas es inferior en calidad y valor nutricional al pescado capturado en la naturaleza. El pescado de piscifactoría suele contener altas concentraciones de antibióticos, pesticidas y niveles más bajos de nutrientes saludables como la vitamina D.

Otras Fuentes Naturales de Omega-3:

  • Nueces y semillas con omega-3: Además de las nueces, la chía y las semillas de lino, las nueces de macadamia, las nueces de Brasil, los anacardos, las semillas de cáñamo y las avellanas tienen omega-3 en forma de ALA (aunque las nueces, las semillas de lino y chía son definitivamente las mejores fuentes).
  • Verduras: Muchas verduras, especialmente las de hoja verde, son buenas fuentes de ALA. Estos alimentos deben aparecer regularmente en su dieta, teniendo en cuenta la cantidad de fibra y otros nutrientes que también contienen. Algunas de las verduras más ricas en omega-3 son las coles de Bruselas, la col rizada, las espinacas y los berros.
  • Aceites: Muchos aceites contienen omega-3, generalmente en forma de ALA. Estos incluyen el aceite de mostaza, el aceite de nuez y el aceite de cáñamo.

¿Hay peligros potenciales o efectos secundarios por el consumo de alimentos omega-3?

Los omega-3 se consideran muy seguros y efectivos, incluso cuando se toman hasta 20 gramos a la vez, pero algunas personas experimentan efectos secundarios leves al tomar suplementos de aceite de pescado con omega-3. Algunos efectos secundarios que pueden ocurrir por el aceite de pescado omega-3 incluyen:

  • Repetición del sabor a pescado en la boca, al realizar la digestión. (esta es definitivamente la queja más grande, pero no debería ocurrir si tomas un suplemento de alta calidad).
  • Dolores estomacales o náuseas
  • Dificultad para ir al baño de manera normal (diarrea)
  • Posible sangrado excesivo si se toma más de tres gramos al día
  • Reacciones alérgicas
  • Cambios en los niveles de azúcar en la sangre (o complicaciones con medicamentos para la diabetes)

Aunque la mayoría de las personas no experimentarán ningún efecto secundario cuando consumen muchos alimentos con omega-3 y toman suplementos diariamente. Es importante que hables con tu médico acerca de los efectos secundarios que experimentes al tomar dosis más altas que la cantidad recomendada. Una cosa a tener en cuenta es que definitivamente no se debe tomar suplementos de omega-3 provenientes de aceite de pescado si se tiene una alergia a la mayoría de los pescados, ya que corremos el riesgo de sufrir una reacción grave.

Fuentes y Referencias:

Diabetes tipo 2: Tratamiento y dieta para combatir esta enfermedad

Diabetes tipo 2: Tratamiento y dieta para combatir esta enfermedad

La diabetes es una de las enfermedades más comunes hoy en día. Puede afectar a niños, jóvenes y personas de edad avanzada. El problema surge cuando el páncreas no produce suficiente insulina y el cuerpo presenta elevadas concentraciones de glucosa en sangre de manera persistente. Existen varios tipos de diabetes. A continuación te explicaré todo lo necesario sobre la diabetes tipo 2, así como, el tratamiento y la dieta para combatirla.

¿Qué es la diabetes tipo 2?

consulta nutricion en madrid

La diabetes tipo 2 se da cuando el organismo sigue fabricando insulina pero el cuerpo no responde con normalidad ante esta hormona. La glucosa presenta incapacidad para entrar en las células y proporcionar energía. Esta deficiencia es conocida como resistencia a la insulina. Se produce como consecuencia una concentración elevada de azúcar en sangre. Por esta razón, el páncreas se esfuerza mucho más para fabricar más insulina.

En el caso de las personas con diabetes tipo 2, por mucho que se esfuerce, el páncreas nunca logrará fabricar la cantidad de insulina suficiente para mantener dentro de los niveles normales la concentración de azúcar en la sangre. Las personas que tienen resistencia a la insulina no necesariamente tienen diabetes.

Todo dependerá de la capacidad del páncreas para producir insulina y mantener los niveles de azúcar en sangre normales. Cuando una persona presenta repetidas veces altas concentraciones de azúcar en la sangre, puede ser un indicativo de que está desarrollando diabetes.

Síntomas de la diabetes tipo 2

Los síntomas de la diabetes tipo 2 no son tan evidentes, pueden tardar un tiempo en desarrollarse. Incluso, en muchas oportunidades puede que la persona afectada no presente ningún síntoma.  Sin embargo existen algunos signos que advierten de que algo está mal. Cuando la persona tiene resistencia a la insulina puede que:

Necesite orinar con mucha frecuencia: Uno de los órganos del cuerpo que responde a las altas concentraciones de glucosa en la sangre son los riñones. Por esta razón, mediante la orina se elimina la glucosas que sobra.
Mucha sed: Como el cuerpo pierde mucho líquido al orinar con tanta frecuencia, la ingesta de líquido será mucho mayor.
Sensación de cansancio: Al no poder usar la glucosa como fuente de energía, la persona experimenta cansancio mucho más a menudo.

Diabetes tipo 2: Tratamiento para esta patología

plato de salmon con verduras

Cuando una persona tiene los niveles de azúcar en la sangre muy altos, se produce mucho malestar. Para los casos de diabetes tipo 2 el tratamiento se basa en un plan compuesto por varias medidas que lograrán mantener los niveles de azúcar en la sangre dentro de los parámetros saludables. El tratamiento para la diabetes tipo 2 implica:

  • Tener una buena alimentación.
  • Hacer regularmente ejercicio.
  • Tomar las dosis indicadas de medicamentos.
  • Controlar regularmente los niveles de azúcar en sangre.

Buena alimentación

Tener una buena alimentación es recomendable para cualquier persona. Pero, en  el caso de las personas con diabetes tipos 2 es imprescindible. Por lo general, quien padece de diabetes tipo 2 suele tener mucha más grasa corporal de la que debería. Esto tiene como resultado que el consumo de calorías es mayor a las que se gastan al día. Esto produce un almacenamiento de energía extra en las células. La buena alimentación ayuda a mantener un equilibrio en los niveles de la azúcar en la sangre.

Consulta a un nutricionista para tratar la diabetes tipo 2

Si padeces diabetes tipo 2 debes cuidar tu alimentación. Recurrir a un nutricionista es una de las mejores formas de cambiar los hábitos alimenticios. Te recomiendo consultar a un experto, ya que puede resultar muy difícil saber que alimentos se pueden o no comer y como mantener el balance para obtener los nutrientes básicos necesarios.

Sugerencias para alimentarse bien

  • Aumentar el consumo de fibra: Con esto se favorece el tránsito intestinal y además ayuda a mantener la glucemia estable y evitar así los picos de glucosa en la sangre.
  • Comer varias veces al día: Al realizar más comidas al día, existe menos riesgo de que se produzcan subidas bruscas de azúcar.
  • Disminuir el consumo de carnes grasas: Se puede sustituir por un consumo de pescados y aves.
    Incluir proteínas vegetales: Los cereales integrales, los frutos secos y las legumbres.
  • Controlar el uso excesivo de la sal: Una buena opción puede ser aumentar el uso de especias para dar sabor a las comidas. Muchas de estas ayudan a controlar el azúcar en la sangre (canela, orégano, ajo, jengibre, entre otras).
  • Reducir los alimentos procesados.
  • Emplear en la cocina solo aceite de oliva.
  • Disminuir el consumo de alimentos azucarados.
  • Consumir lácteos desnatados.
  • Prestar atención a la cantidad de carbohidratos que se consumen. Ya que estos, provocan un aumento en los niveles de azúcar en la sangre.

Quizá también te interese leer: ¿De verdad funcionan las dietas milagro?

Hacer ejercicio regularmente

actividad fisica tratamiento medico

La actividad física puede contribuir en mejorar la respuesta del cuerpo a la insulina. Entre los beneficios de hacer ejercicio regularmente se encuentran:

  • Optimiza la sensibilidad a la insulina.
  • Disminuye la necesidad de medicamentos antidiabéticos orales.
  • Evita la obesidad.
  • Aumenta la utilización de glucosa por los músculos.
  • Disminuye el estrés y la ansiedad.
  • Mantiene los niveles de colesterol y de la tensión arterial.
  • La actividad puede ir desde andar en bicicleta, salir a pasear o practicar algún deporte.

Si vas a empezar a practicar algún tipo de deporte te aconsejo prestar atención a la alimentación: ¿Por qué es tan importante la nutrición deportiva?

Tomar las dosis indicadas de los medicamentos

Si la persona que padece diabetes tipo 2 controla su peso y regularmente hace alguna actividad física puede que no sea necesaria la medicación. Pero, en caso de que esto no sea suficiente para mantener a raya los niveles, se requiere de terapias sustitutivas con la toma de fármacos hipoglucemicos orales o de inyecciones de insulina.

Chequear regularmente los niveles de azúcar en sangre

El chequeo regular de los niveles de azúcar en sangre es una parte fundamental del tratamiento de la diabetes tipo 2. Gracias a este control diario, comprobarás que la alimentación, la medicación y la actividad física están surtiendo efecto en controlar tu diabetes. Además con la ayuda de un monitor de glucosa podrás ver cual es nivel de azúcar en la sangre.

Para que tengas éxito con el tratamiento para la diabetes tipo 2 debes combinar la medicación, el chequeo, la buena alimentación y la actividad física. Lo bueno es que la diabetes tipo 2 se puede controlar y es posible que los niveles de azúcar en sangre puedan estar dentro de los parámetros más saludables.

Cómo puedes prevenir la diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 se puede prevenir llevando una vida saludable. Si tienes un poco de sobrepeso, puedes comenzando por bajar de peso consumiendo menos calorías y aumentando tu actividad física. Además, es recomendable asistir periódicamente al médico y realizar todas las pruebas necesarias para descartar la diabetes. Las personas que son más propensas a padecer de la diabetes tipo 2 son:

  • Mayores de 45 años.
  • Antecedentes familiares de diabetes.
  • Sobrepeso.
  • Presión arterial alta.
  • Niveles alto de triglicérido y bajo colesterol HDL.
  • Personas que no realizan ninguna actividad física.
  • Mujeres con antecedentes de diabetes gestacional o con síndrome de ovarios poliquísticos.
  • En el caso de diabetes tipo 2, la buena alimentación, la actividad física y la medicación correcta serán los mejores aliados para mantenerte saludable.

 

Referencias y fuentes:

Advertencias y precauciones

No olvidemos la gran importancia que tiene la supervisión por parte de un médico antes de realizar cualquier cambio en la dieta o estilo de vida. Si te preocupa tener alguno de los síntomas mencionados y estás pensando en cambiar alguno de tus hábitos. Ponte primero en manos de un médico para que evalúe primero tu estado de salud.

12 Síntomas de la menopausia

12 Síntomas de la menopausia

La menopausia es uno de los acontecimientos en la vida de la mujer que marca un antes y un después. Es algo inevitable que aparece cuando se agotan las células reproductoras femeninas y se produce el fin de los ciclos de ovulación. Esta etapa determina el paso de la edad fértil a un periodo conocido como climaterio. Conoce en este artículo 12 síntomas que aparecen con la menopausia, incluyendo todo lo que sucede durante el período de la pre, peri y post menopausia.

esposa bebiendo te

Aclarando algunos términos

Antes de entrar en materia es necesario aclarar el significado de algunos términos que tienden a confundirse. La menopausia como tal es el nombre que recibe el último ciclo menstrual de la mujer. El climaterio por su parte abarca un lapso de tiempo más prolongado entre la pre y la postmenopausia. Es en este espacio de la vida femenina en el que el deterioro ovárico y la marcada disminución de hormonas femeninas, como el estrógeno, abre paso a la fase no reproductiva.

De manera que no sería correcto, técnicamente hablando, decir que la mujer se encuentra en la menopausia, como si se tratara de un período largo. La menopausia es un hecho concreto y todo lo que ocurre antes o después de esta última menstruación sería la pre y postmenopausia, respectivamente.

Fases en el ciclo de reproducción de la mujer

El ciclo reproductivo de una mujer se divide en las siguientes etapas:

Menarquia: Comprende el primer ciclo menstrual de una mujer.
Premenopausia: Es un periodo que abarca entre 3 a 7 años previos a la menopausia. Son los últimos años de la edad fértil.
Menopausia: Último periodo menstrual de la mujer.
Postmenopausia: Se inicia después del último periodo menstrual, quiere decir, finalizada la menopausia. Climaterio es un sinónimo para denominar esta fase.
Perimenopausia: Periodo comprendido entre la premenopausia y el primer año de la postmenopausia.

Síntomas de la menopausia

De forma general, cuando las personas hablan de “síntomas de la menopausia”, hacen referencia al conjunto de síntomas tanto físicos como emocionales que tienen lugar durante la perimenopausia y el climaterio. La mujer pasa por ciertos cambios fisiológicos en su cuerpo cuando atraviesa la fase de la perimenopausia, síntomas que pueden tener un efecto en su calidad de vida.

La reducción del estrógeno en sangre se da porque los ovarios comienzan a segregar cantidades menores de esta hormona. Es esta cantidad disminuida de estrógeno lo que comúnmente genera los grandes cambios y síntomas de menopausia. Son varios los síntomas que la mujer experimenta durante esta etapa. Conoce cada uno de los signos y síntomas de la menopausia.

Síntomas de la menopausia: #1 Olas de calor y sofocos

mujer con sofocos

Es común escuchar que las mujeres en la perimenopausia sufren de sofocos. Es un síntoma muy común y más del 80 % de las mujeres llegan a sentirlo. Los sofocos son producto de la disminución de estrógeno, lo que provoca una alteración en la regulación del termostato normal del cuerpo.

Estos calores comienzan en la premenopausia y duran hasta un par de años después de ocurrir la menopausia. Tienden a desaparecer durante el resto de la época del climaterio. Sin embargo, un 10 % de las mujeres siguen presentando este síntoma por mucho tiempo, incluso hasta alcanzar los 70 años de edad. La fase más crítica de los calores ocurre casi siempre un año previo a la menopausia.

Frecuencia de las olas de calor

Las olas de calor se inician de forma repentina, centralizada en la parte superior del tórax y de la cara, rápidamente pasa a convertirse en una sensación generalizada. El síntoma dura unos dos o cuatro minutos y está asociado a sudoración repentina y palpitaciones. También pueden sentirse temblores, escalofríos y ansiedad. Se presentan en una frecuencia de 1 a 2 o incluso hasta decenas de ellos durante todo el día. Es muy común que sucedan por la noche.

Síntomas de la menopausia: #2 Sudoración nocturna

La sudoración nocturna es una variante de las olas de calor. Algunas mujeres sufren episodios nocturnos que les provocan sudoración intensa durante el periodo de sueño. Puede que estos perturben el descanso y acentúen lo síntomas de irritación y fatiga de la perimenopausia. Consumir bebidas alcohólicas y la falta de aire acondicionado empeora los calores.

Síntomas de la menopausia: #3 Trastornos en el sueño

mujer durmiendo

Estos episodios nocturnos pueden generar disturbios en el sueño, pero no son la única razón. Muchas mujeres afirman que tienen dificultad para dormir, aunque no presenten sofocos. El insomnio puede que empiece siete años antes de que ocurra la menopausia y, lamentablemente, empeora en el último año de la premenopausia. Las mujeres que sufren de depresión o ansiedad son las más propensas a padecer problemas para dormir.

Síntomas de la menopausia: #4 Irregularidades en el ciclo menstrual

El ciclo menstrual suele comenzar a cambiar incluso antes de entrar en la premenopausia. Las alteraciones son ligeras, tal vez variaciones en la intensidad del flujo sanguíneo o el acortamiento del ciclo. Cada vez que se acerca más la menopausia, los cambios en la menstruación se hacen más evidentes. El ciclo se vuelve errático y más largo, durando hasta 50 días.

La menstruación se comporta de forma irregular hasta llegar a desaparecer. La mujer que pasa por la premenopausia no tiene forma de saber cuándo se presentará la menstruación. El diagnóstico para la menopausia suele establecerse una vez que la mujer ha pasado un año entero y continuo sin menstruar.

Visita un médico para aliviar los síntomas de la menopausia

Si sospechas que estás pasando por esta etapa te recomiendo acudir a tu médico de cabecera para que te derive al especialista. También es importante tener en cuenta la importancia de llevar una buena alimentación que contribuya a mejorar el estado de ánimo y el bienestar físico.

Síntomas de la menopausia: #5 Depresión

Las mujeres que están a punto de tener la menopausia tienen mayores probabilidades de deprimirse que cuando están en otra etapa de la vida. El riesgo aumenta en aquellas   personas que han presentado otros síntomas más severos como problemas en el sueño y sofocos. Pasado el climaterio, la posibilidad de sufrir de depresión disminuye.

Síntomas de la menopausia: #6 Ansiedad y cambios de humor

La baja hormonal en la perimenopausia causa reducción en la producción de neurotransmisores encargados de controlar el estado de ánimo. Este es el caso de la dopamina y la serotonina. Es común que las mujeres en esta fase presenten cambios de humor, pasando de euforia a ira o tristeza en un mismo día y sin razón aparente.

Síntomas de la menopausia #7 Sequedad y picazón vaginal

sintomas sequedad vaginal

El epitelio vaginal o el tejido que recubre este órgano depende de la producción de estrógeno. La deficiencia de esta hormona conlleva el adelgazamiento de este tejido causando vaginitis atrófica y síntomas de resequedad, dolor y picazón en el acto sexual. Este síntoma aparece en la premenopausia, haciéndose más evidente en la fase del climaterio.

Síntomas de la menopausia #8 Disminución de la libido

El descontrol hormonal también produce en las mujeres la disminución de la libido. Además, la sequedad en la vagina hace que el acto sexual se vuelva doloroso, impidiendo que la mujer disfrute del acto sexual.

Síntomas de la menopausia #9 Fallos en la memoria y falta de concentración

mujer con trastornos por menopausia

Los lapsos de pérdida de memoria son muy comunes entre los síntomas de la menopausia. Cosas triviales como fechas de cumpleaños o de reuniones, el lugar donde dejaste las llaves, entre otros, pueden ser difíciles de recordar. Las mujeres que presentan depresión suelen también tener pérdida de memoria. La concentración también se ve afectada por la baja hormonal. Esto, aunado a otros síntomas ya mencionados, impide que la mujer pueda centrarse en el trabajo.

Síntomas de la menopausia: #10 Dolor en las articulaciones

Nuevamente los estrógenos, o la falta de ellos, hacen que las articulaciones, ligamentos, tendones y músculos sufran. Poco más de la mitad de las mujeres que están en le premenopausia indican tener dolor en las articulaciones. Este síntoma se acentúa más en aquellas que tienen sobrepeso. Y desafortunadamente el dolor en las articulaciones es uno de los síntomas de la menopausia que no desaparece en el climaterio.

Síntomas de la menopausia: #11 Piel reseca y pérdida de cabello

Cuando los estrógenos se reducen, el nivel de colágeno también lo hace. Esta sustancia ayuda a mantener la piel firme y con un aspecto bonito. Es por ello que cuando la producción de colágeno cambia, la piel se vuelve más delgada, seca, descamada y luce menos joven. En los peores casos esta sequedad en la piel causa picores y puede convertirse en algo muy incómodo.

El cabello también se ve afectado con los niveles de estrógeno y colágeno bajos. Durante esta fase de cambios en la mujer, es posible notar como la calidad del pelo ya no es la misma. Puede estar cada vez más frágil, seco y también caerse con más facilidad. En plena menopausia este síntoma empeora marcadamente.

Fuentes y Referencias:

Advertencias: Cuándo ponerse en contacto con su médico

Si padece síntomas molestos que perduran en el tiempo y están dificultando su calidad de vida. Póngase en contacto con su médico. Evita tomar cualquier tipo de medicación por su cuenta.

Quizá te interese también:

Conoce los síntomas de la intolerancia a la lactosa

INTOLERANCIAS ALIMENTICIAS

Las dietas vegetarianas y el flexitarianismo

Las dietas vegetarianas y el flexitarianismo

A menudo las dietas se basan en lo que no podemos comer. Muchas suelen ser demasiado restrictivas y en consecuencia difíciles de seguir. En éste artículo te voy a hablar del “flexitarianismo” y los beneficios que puede ofrecer este tipo de alimentación.

En ocasiones llamados vegetarianos con beneficios, los flexitarianos son personas cuya dieta es principalmente vegetariana, pero que ocasionalmente incluyen carne o pescado en su alimentación. El término “flexitariano” simplemente hace referencia a la flexibilidad.

Esta dieta se basa principalmente en la ingesta de frutas, verduras, cereales, productos lácteos y huevos.

Haciendo excepciones para incluir la carne en determinadas ocasiones, dependerá de cada uno la frecuencia con la que se incluya carne o pescado, variando desde unas pocas veces al mes hasta de forma semanal. La carne pasa a segundo plano para convertirse en el acompañante del plato principal ocasionalmente.

plato con aguacates

A continuación te cuento cuatro beneficios que puede aportar seguir este tipo de dieta.

  1. Es fácil convertirlo en un estilo de vida: Uno de los mayores beneficios del flexitarianismo es que no existen reglas estrictas. Simplemente se trata de un cambio de mentalidad. En lugar de pensar en la carne como un plato principal, el flexitarianismo enfatiza comer los grupos de alimentos como verduras, frutas y cereales. Además este nuevo enfoque puede permitirte ahorrar en la cesta de la compra. Ya que la carne y el pescado de calidad son más caros, comiendo con menos frecuencia estos alimentos podrás permitirte elegir calidad frente a cantidad además de gastar menos. Esto puede ser bastante útil para familias numerosas.
  2. Seguirás obteniendo los beneficios de los productos de origen animal: Seguir una dieta flexible significa que podrás disfrutar de los beneficios saludables de una dieta prácticamente vegetariana sin escatimar en los beneficios nutricionales que ofrecen los productos de origen animal. Al obtener pequeñas cantidades de productos nutritivos y de calidad en la dieta, y al incluir huevo y productos lacteos podrás estar seguro de estar obteniendo suficiente proteína. Y así beneficiarte de mantener una masa muscular adecuada, mantener unos huesos fuertes y retrasar el envejecimiento. Al añadir pescado en tus comidas de manera ocasional podrás recibir una fuente de ácidos grasos omega-3 de calidad, muy importantes para mantener la salud de tu corazón y cerebro.
  3. Mejorarás tu salud: Una dieta que limita la carne, incluye cereales integrales y además elimina los alimentos procesados, cuenta con numerosos beneficios para la salud. Es una opción especialmente buena para quienes padecen de presión arterial alta, diabetes, enfermedades cardiovasculares, metabólicas u obesidad. Y si además estás buscando perder peso, elegir una dieta vegetariana flexible también puede ayudarte a perder esos kilos que deseas.
  4. Reducirás tu impacto ambiental: Comer carne afecta al medio ambiente. Cuando se compara con alimentos de origen vegetal, el ganado requiere mucha más comida, agua, tierra y energía para crecer.

Si bien un cambio que implique dejar de consumir alimentos de origen animal sería muy difícil y no necesariamente saludable, tan solo con limitar nuestra propia ingesta de carne ya podríamos beneficiar al medio ambiente y nuestra salud.

A continuación os doy algunos consejos:

1. Come más alimentos vegetales

Suena obvio, ¿verdad? Pero es solo una pequeña parte de la población la que ingiere suficientes frutas y verduras.

La vitamina C presente en la fruta te ayudará a absorber minerales como el hierro presentes en las verduras

2. La calidad cuenta

Al comprar menos carne podrás permitirte elegir la que sea de mejor calidad: pollo de corral, pescado salvaje, etc. Y evitar consumir carnes procesadas como salchichas o tocino. Tu cuerpo requiere porciones más pequeñas de productos animales frente a productos de origen vegetal.

3. Presta atención para cubrir los requerimientos de nutrientes

Cuando reduces el consumo de productos de origen animal, debes tener en cuenta la importancia de llevar una dieta equilibrada que te permita obtener los nutrientes suficientes. Manteniendo el consumo de leche y huevos no tendrás ningún problema.

En casos de una dieta vegana estricta es importante prestar atención a lo siguiente:

Vitamina B12: La vitamina B12 es fundamental para un correcto funcionamiento del sistema nervioso. No podemos obtener esta vitamina de alimentos vegetales, por lo que si vas a limitar la carne medida te recomiendo tomar un suplemento de manera regular.

Hierro: Fundamental a tener en cuenta, sobre todo para las mujeres. Unos correctos niveles de hierro sirven para prevenir la anemia, mantener las funciones normales del cerebro y apoyar el desarrollo y crecimiento del cuerpo.

 

Tal vez te interese leer más sobre la importancia de una buena nutrición en niños

>>> Cómo seguir un plan de dieta baja en sodio

 

Referencias y Fuentes: